miércoles, 6 de enero de 2016

Porque la vida puede ser muy breve

Porque la vida puede ser muy breve aprendamos a reír sin razón y hacer que esa risa sea la protagonista de nuestras vidas.

Porque la vida puede ser muy breve amemos con locura sin importar si ese amor puede llegar a su final.

Porque la vida puede ser muy breve recordemos decir te quiero.

Porque la vida puede ser muy breve elijamos siempre el lado más amable de las cosas.

Porque la vida puede ser muy breve huyamos de la rutina y hagamos de la vida un baile.

Porque la vida puede ser muy breve viajemos cada vez que podamos.

Porque la vida puede ser muy breve aprendamos de cada error, sobre todo de los que cometen los demás.

Porque la vida puede ser muy breve nunca nos dejemos llevar por el orgullo ni la vanidad.

Porque la vida puede ser muy breve dejemos de amargarnos por tonterías.

Porque la vida puede ser muy breve jamás lastimemos a nadie.

Porque la vida puede ser muy breve recordemos pedir perdón cuando nos equivoquemos.

Porque la vida puede ser muy breve perdonemos las afrentas como si jamás existieran.

Porque la vida puede ser muy breve olvidemos todo lo que nos hiere.

Porque la vida puede ser muy breve dejemos de tener miedo y saltemos al vacío.

Porque la vida puede ser muy breve luchemos sin cansarnos y jamás nos demos por vencidos.

Porque la vida puede ser muy breve nunca olvidemos soñar despiertos y ponerle color a los sueños.

Porque la vida puede ser muy breve no dejemos que nadie nos robe los sueños.

Porque la vida puede ser muy breve, y este puede ser nuestro último día, seamos felices.


PD. La imagen que acompaña estas líneas es un cuadro de la artista californiana Karen Tarleton.

2 comentarios:

  1. La brevedad de la vida es terrible, lo bueno es que dentro de su cortedad te sorprende con tantas cosas y hay que agradecer al dios azar por ello. 11:17

    ResponderEliminar